¿Cómo influye la inteligencia artificial en la contabilidad?

Parece que la inteligencia artificial ha pasado de ser considerada algo de ciencia ficción a ser una realidad que puede llegar a formar parte de nuestra vida corriente. Nos dicen que la revolución que hace unos años supuso la llegada de internet va a parecer una broma si se compara con lo que puede llegar a suponer la inteligencia artificial. Como siempre, las novedades suponen ilusión, pero también desconfianza y preocupación. Es cierto que siempre lo desconocido suele generar desconfianza y miedos que al final no se materializan en nada y algo parecido está pasando con este tema.

La inteligencia Artificial se va a extender a todas las facetas de nuestra vida personal y a todas las actividades de la empresa. La contabilidad no puede ser menos y seguro que unos años su transformación hará que no se parecerá en nada a la que ahora conocemos. Esto hace que sean muchas las dudas que le asaltan al contable sobre si su trabajo está en peligro, si dejará de ser útil a la empresa, si una máquina hará su trabajo más rápido y sin errores, etc.

Lejos de tratar de contestar a estas dudas si queremos comentar nuestra opinión en este tema y, en la medida que podamos, dar cierta tranquilidad a quien ahora empieza en el mundo contable.

¿Qué es la inteligencia artificial?
Cuando se habla de inteligencia artificial es posible que se tengan diferentes interpretaciones del término. Un error que se suele cometer es pensar que solo es un paso más en el desarrollo automático de ciertas funciones. No debemos confundir los procesos de automatización que lógicamente agilizan el trabajo y lo haces mucho más eficiente que hace unos años, con la inteligencia artificial. Para verlo con as claridad, podemos decir que hay dos aspectos que distinguen la automatización de la inteligencia artificial, que son el autoaprendizaje y la resolución de problemas.

Podemos considerar la inteligencia artificial como un avance en la informática que permite la creación de sistemas y máquinas inteligentes con la capacidad aprender y resolver problemas sin la necesidad de intervención humana.

El automatismo en la contabilidad
Hasta no hace muchos años la labor del contable era, posiblemente, la menos agradecida en la gestión de la empresa. Su trabajo se reducía a obtener y tratar información de una manera tediosa. Tenía que trabajar con grandes cantidades de papel, facturas, recibos, cheques en un proceso manual interminable. La informática vino a aliviar en buena medida este trabajo manual, permitiendo la mecanización de gran parte de sus tareas. Hoy todos los contables cuentan con un programa informático que le hace de manera rápida y segura listados del libro mayor, la regularización contable, las operaciones de cierre o la elaboración de las cuentas anuales.

Sin embargo, como hemos comentado, no es lo mismo la automatización que la inteligencia artificial. En poco tiempo vamos a ver cómo gran parte de las tareas que aún realiza el contable se van a ver absorbidas por la inteligencia artificial.

La inteligencia artificial en la contabilidad
Desde el momento en que gran parte de las tareas de contabilidad son mecánicas repetitivas y se ajustan a unos parámetros más o menos medibles, la inteligencia artificial está claro que será una gran protagonista. Si nos centramos en las tareas más automatizadas, la contabilidad se puede resumir de la siguiente manera.

Las diferentes operaciones que hace la empresa vienen registradas en documentos normalizados como facturas, cheques, contratos, recibos, etc.
El contable va a recibir toda esta información y datos y los va a procesar mediante aplicaciones informáticas preparadas para ello.
Estas aplicaciones a su vez van a generar más datos obtenidos en otro formato como son las cuentas anuales
Esta información se procesa de nuevo para analizar la situación económica y financiera de la empresa y poder tomar decisiones en base a ella.
La tendencia de todos estos procesos suele ser repetitiva y, si cambia, suele ser por cambio de parámetros más o menos establecidos.
Como vemos son tareas que, además de ser mecanizadas, pueden ser aprendidas si se tienen en cuenta los parámetros, variables y circunstancias que pueden cambiarlas.

Ventajas de la inteligencia artificial en la contabilidad
Son muchas las ventajas que la inteligencia artificial va a suponer al área contable. Nos atrevemos a proponer las siguientes:

Optimización de las tareas. La inteligencia artificial supone un rendimiento mayor de los programas informáticos, agilizando procesos y ahorrando tiempo y disminuyendo la carga de trabajo.
Seguridad. La agilidad de los procesos y su mayor precisión puede evitar muchos errores, lo que supone mayor seguridad en los resultados. Las máquinas no se cansan y no comenten errores por muy tedioso que sea el trabajo. Será más fácil luchar contra el fraude y actividades sospechosas.
Control financiero. El hecho de minimizar los errores contables y la posibilidad de detectar posibles desajustes puede suponer un ahorro financiero interesante.
Análisis más rápido de los datos. El análisis más rápido y seguro de los estados financieros puede suponer también una mayor agilidad en la toma de decisiones.
Actualizaciones en tiempo real. Las decisiones se adaptarán a las posibles modificaciones del mercado.
Menor coste. Todos los puntos anteriores pueden suponer un menor coste para la empresa en el departamento contable.
Inconvenientes de la inteligencia artificial en la contabilidad
Al aplicarse a todos los ámbitos de la vida, no solo al empresarial, los inconvenientes que se le achacan a la inteligencia artificial son muchos y diferentes. Van desde el impacto medioambiental por la infraestructura que necesita el hardware, la posibilidad de monopolio por parte de grandes empresas o la desinformación y manipulación de noticias. Sin embargo, en el ámbito contable el miedo está en el primer inconveniente que nos viene a la cabeza al habar de inteligencia artificial: el desempleo

Es muy difícil determinar qué cantidad de empleo se va a destruir y cuanto de este va a afectar directamente a la profesión contable. Debemos ser optimistas y pensar que este mismo miedo se tiene desde la invención de la imprenta, hasta la revolución industrial o la creación del automóvil. En todos estos momentos se pensaba en la destrucción del empleo que iba a suponer y así fue. Pero tampoco se sabía las nuevas oportunidades que iban a traer estos cambios y debemos reconocer que los ha habido y para mejor.

Quizás lo único que podamos asegurar es que la profesión del contable, tal como hoy la conocemos, tiene los días contados, pero seguro que para mejor.

Consultanos sin compromiso

Horario de oficina

Mañanas de 9:30 a 14:00

Tardes de 16:00 a 20:00

Consulting Gya Europa S.L.

Vias de contacto

TLF (+34) 96 138 77 55

contacto@consultinggya.com

Copyright © 2024. Todos los derechos reservados.